Optimización de la logística en una empresa del metal

En este momento estás viendo Optimización de la logística en una empresa del metal

El mundo de la automoción está centrando todos sus esfuerzos en obtener vehículos más eficientes, con consumos más reducidos dado el aumento del precio de los carburantes y el interés hacia una cultura verde donde la contaminación toma por fin la relevancia que merece.

 

809052La primera reacción natural fue disminuir el peso de los vehículos y, con este fin, nacen los especialistas en la fabricación de componentes en aluminio, material mucho más ligero que permite reducir significativamente el peso de los componentes de un coche y por ende de la máquina final.

 

Una de estas empresas, acudió a ASTI para que rediseñara su logística interna, ocupándose tanto del diseño como de la instalación de una solución global que optimizase el proceso del transporte de piezas a hornos donde reciben el último tratamiento de calor.

 

En la empresa, como recurso para optimizar el número de movimientos y la ocupación del horno, las piezas se transportan en cestones metálicos de dos metros de largo con mesas intermedias para permitir colocar dentro de los mismos, piezas en dos alturas aprovechando así el espacio total, maximizando el volumen de ocupación. Estos cestones se transportan siempre apilados de dos en dos, nuevamente buscando la optimización por medio de la reducción del número de movimientos.

 

Partiendo de esta idea ASTI suministró un AGV (vehículo antoguiado) que comunica con dos estaciones, una de carga y otra de descarga, dotadas con un sistema de apilado / desapilado, para permitir el llenado y vaciado de cestones.

 

Así, el proceso comienza en el almacén donde se guardan los cestones vacíos. El AGV acude a recoger una pila de dos cestones y los transporta hasta la línea de llenado.

 

Esta línea consta de varios transportadores de cadena que desplazan la pila de cestones hasta el punto de desapilado. Cuando la fotocélula detecta la presencia de los cestones, se activa el mecanismo para descender el cestón superior y así poder proceder a su llenado. Con el fin de mejorar la ergonomía de los trabajadores, en el puesto de llenado, se ha añadido una mesa elevadora. De esta manera se consigue posicionar el cestón a la altura adecuada para cada empleado evitando que tengan que realizar movimientos que puedan ocasionarles alguna lesión. Para la colocación de la mesa intermedia, o segundo nivel de almacenaje, la línea cuenta con un manipulador que facilita su manejo y colocación dentro del cestón.

 

Via: Interempresas.