Tecnicartón celebra el éxito de su sistema «In house»

En este momento estás viendo Tecnicartón celebra el éxito de su sistema «In house»

 

Side view of male warehouse worker wrapping cardboard cardboard boxes

La empresa de embalajes Tecnicartón celebra el éxito que tiene su sistema de trabajo “In house”, un modelo de integración total en el proceso de aprovisionamiento de embalajes, gestión de compras y de personal. Se trata de un servicio que permite a las empresas externalizar el proceso de embalaje de sus productos y hacer variables sus costes.
Con este sistema las empresas pueden contar con servicios externalizados en su proceso de embalaje pero dispuestos en su propia factoría, de tal modo que conoce y controla el proceso, pero evita tener que dedicar recursos que puede utilizar en otros procesos productivos.
El servicio “In house” que ofrece Tecnicartón está pensado, principalmente, para procesos de embalaje de productos que requieren un montaje especial, bien porque tenga unas dimensiones especiales o porque requiera una dedicación específica.
Las ventajas principales que ofrece a las empresas que contratan este servicio es que no tienen porque disponer de unos costes fijos para el sistema de embalaje de sus productos, sino que contrata los servicios “In house” de Tecnicartón en el momento en el que los necesita. Otra de las ventajas es que se analiza la mejor solución de embalaje para cada tipo de producto, teniendo el cuenta el conocimiento que tiene de los materiales y de las necesidades de transporte que puede tener un producto. Además Tecnicartón puede destinar a personal especializado para el embalaje de productos con características determinadas.
Según el director de Marketing de Tecnicartón, Antonio Cebrián, “Hay productos, que al embalar llevan varias piezas, bolsa para la instrucciones, tornillería, etc,… que requieren un embalaje sólido, con muchos apartados. Se trata de un proceso de embalaje que requiere mano de obra dedicada a este proceso. Desde Tecnicartón proponemos los mejores materiales y la mano de obra necesaria y especializada. Así la empresa no tiene que destinar recursos productivos que puede utilizar en su línea de producción. Al final, se produce una reducción de costes, optimización de recursos y una mejora de la productividad”..